LAS FRAGUAS

   Hoy el viajero no empieza por contar lo primero que ve, sino que pasados unos días en Santander toma rumbo al sur. Antes de llegar a Reinosa, se desvía. Muy cerca de la autopista hay un pequeño pueblo. Se llama Las Fraguas. No es municipio, sino pedanía de población más importante con ayuntamiento: Arenas de Iruña. Tiene Las Fraguas dos joyas que casi nadie mira o, al menos, eso le parece al viajero. No hay turistas, apenas algún visitante. En realidad el viajero sólo ve un coche que se detiene, del que bajan dos personas y miran con prisa lo que el viajero contempla con pausa.





   Tranquilo, el viajero ve a un lado del camino el palacio de Hornillos, versión pequeña e inspiración del santanderino de la Magdalena, pero que al viajero gusta más. Está rodeado de bosques, excepto por su lado sur, hacia donde encara la fachada principal y una de sus alas, que tienen delante una inmensa pradera. Es la hora del mediodía y tenues nubes difuminan los rayos del sol. La fachada del palacio recibe la suave luz del sol. El viajero toma su cámara, encuadra y dispara varias veces. Del palacio sabe el viajero que fue construido por Selden Wornum a caballo entre los siglos XIX y XX, y un siglo después de construido le ha llegado la notoriedad por haber sido el escenario de la película de Alejandro Amenábar “Los otros”, en la que se nos hace creer que se encuentra en la isla de Jersey, en el canal de la Mancha. El palacio es de propiedad privada y el viajero no puede acercarse, pero aún así da la visita por buena.




     Sin moverse del sitio, el viajero se da la vuelta. Justo detrás ve la otra pequeña maravilla de Las Fraguas: la iglesia de San Jorge. De estilo neoclásico, se le conoce como “El Partenón”. Tiene más o menos la misma edad que el palacio vecino. Esta situada en lo alto de un pequeñísimo cerro desde el que se domina el cementerio de la población, y mandó levantarla el duque de San Mauro como capilla y panteón familiar, donándola después al pueblo para cumplir funciones parroquiales. El viajero se acerca, rodea la iglesia, camina entre sus columnas y toma algunas fotografías. Santander, de la que viene, le espera otra vez.
Safe Creative #1204261537971

29 comentarios :

  1. El palacio parece propio de Surrey.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Ay, pero qué preciosidad! Menuda iglesia parroquial, todo un lujo. Mire qué rincón tan bonito nos descubre usted hoy. Viéndolo en su foto, no parece que fuera el mismo lugar inquietante y siniestro de la película. Es el poder de la luz!

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Y siempre será Santander. Recuerdo haberla visitado, y es una de las provincias de España que más ganas tengo de volver a visitarla.
    Saludos ¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Conozco el Palacio de la Magdalena, pero no he oído hablar de este pueblo y mira que voy a menudo a Santander:-(
    Gracias por traerlo junto con estas dos imágenes preciosas que solo por verla en directo merece la pena el viaje.

    ResponderEliminar
  5. El viajero nos agasaja con una belleza placida, fantastica y especial. Un abrazo y gracias por este paseo por las novelescas praderas de Las Fraguas. =)

    ResponderEliminar
  6. Gracias, me has hecho feliz. He vivido 10 años en Cantabria, prácticamente está pisada toda con coche o andando eternas caminatas. Soy una enamorada de esta tierra.
    Un abrazo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  7. Qué preciosidad de palacio, quién diría que se trata de la misma casa siniestra de "Los otros".
    Un lugar espectacular.

    Un abrazo DLT.

    ResponderEliminar
  8. Por supuesto que conozco el palacio de la Magdalena, pero lo que cuentas lo desconocía, a pesar de haber visitado Santander en varias ocasiones. Me gustaría verlo "in situ".
    Un saludo desde mi mejana

    ResponderEliminar
  9. Para mí todo un descubrimiento maravilloso que un día querré contemplar allí mismo. No tenía ni idea del tesoro que se encierra en Las Fraguas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Pues muy interesante parece esta pedanía, con ese palacete donde se grabó "Los otros", y ese templo tan griego, todo un "Partenón". Muy bien narrado, como siempre; un cordial saludo, amigo DLT.

    ResponderEliminar
  11. No conocía estas dos edificaciones, son preciosas, así como tu fotografía y el texto con el que las acompañas.

    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  12. Me encanta las fotos sobre todo la primera, el colorido del paisaje y su arquitectura es impresionante, no me extraña que la hayan escogido como decorado para una pelicula.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Precioso el palacio y precioso el "templo" al que llaman el "Partenón". Solo que este tiene seis columnas en el frente en vez de ocho. El estilo es imitando al romano de orden compuesto y no dórico como sería el templo griego. En todo caso, es precioso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Toda Cantabria es hermosa,cuando yo visité Santander, me pareció la ciudad más limpia que había visto. Después de ver y leer tu relato, pienso que no hace falta salir de España para ver cosas hermosas e interesantes, tus fotografías lo demuestran.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Genial!!
    La igesia es impresionante en foto, imagino como será estar allí.

    El palacio también esta imponente.

    Saludos Marques. Siempre descubriendo secretos de España

    ResponderEliminar
  16. Los desconocía, impresionantes los dos edificios, que curioso lo del Paternon, nunca oí hablar de Las Fraguas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Algunas veces los lugares desconocidos para casi todos nos sorprende con pequeñas joyas. Hay un montón de lugares que "casi" nadie sabe que existen, gracias por acercanos a uno de ellos.

    ResponderEliminar
  18. Me sorprende del palacio el parecido con el palacio de la Magdalena en miniatura, pero más sorprende la iglesia, con aspecto de templo griego.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. :) Jo, que bonito, con la claustrofobia que me dio la peli...bueno es que Amenábar no me gusta mucho. Me gustó mucho Maradentro, esa sí, pero no parece de Amenábar :D

    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Qué delicioso rincón el de las Fraguas, no lo conocía. Ese Palacio de Hornillos es precioso: has hecho una fotografía de él que me encanta, con esa carretera serpenteando verticalmente y ese enclave natural tan maravilloso. No me extraña que se eligiera como espacio para "Los Otros".
    Y el "Partenon" cántabro sorprendente... Leeré algo sobre las Fraguas para comprender la presencia allí de estas dos joyas arquitectónicas.

    Un fuerte abrazo y buen domingo, Dlt.

    ResponderEliminar
  21. En Cantabria y Asturias existen "pequeños" tesoros escondidos, recónditos, esperando a ser redescubiertos por el espectador como estos dos que nos traes hoy. Y la causa de la aparición de estas maravillas fue el enriquecimiento de las familias oriundas de estos enclaves de ensueño, viajeros y emprendedores que amasaron grandes fortunas en América, a veces de manera poco edificante (tráfico de esclavos y corruptelas de por medio), pero que decidieron volver a su pueblo y convertirlo en su residencia. Estas fotos me recuerdan a Comillas, por ejemplo, aunque Las Fraguas estén en el interior y ésta en la costa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Entradas como esta tuya, amigo Dlt, justifican el slogan de "Cantabria Infinita", ennobleciendo esta magnífica tierra mucho más de lo que lo hacen las manidas campañas turísticas que vemos a diario, a menudo pasto de típicos tópicos.
    ¡Qué original construcción la de San Jorge, envuelta en las brumas cántabras, tan lejos del Mediterráneo!
    Maravillosa entrada, querido Dlt, y mil bicos.

    ResponderEliminar
  23. Desde luego que la Cornisa Cantábrica es el jardín de las delicias de la Península Ibérica. Del Miño al Bidasoa, como escribiese don Camilo, es una sucesión de paisajes que, en los duros verano de la mayoría de Iberia, me permiten respirar y estar fresquito. Nunca pasa más de un año sin asomarme al Cantábrico o Atlántico gallego. Desconocía ese vergel que describes, pero debe de ser impresionante.
    Saludos y gracias por este nuevo viaje que nos describes.

    ResponderEliminar
  24. El palacio tiene un aire muy británico, al estilo de los Manor y el paisaje no desmerece la pradera inglesa. El partenon parece el capricho de un indiano, queda cun poco excéntrico verlo aparecer entre las verdes lomas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  25. Hola amigo se me pasó esta entrada.
    Impresionante Las Fraguas, un paseo con mucha historia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Vaya muy interesante, una buena ruta ;)

    ResponderEliminar
  27. las fraguas, pueblo perteneciente al valle de iguña, muy bonito todo el valle, por cierto, tienen una página web, de la historia de la peña de bolos del pueblo, y aparte en esa página vienen fotos del pueblo y de estos monumentos, en el apartado--- las fraguas y sus jugadores---

    ResponderEliminar
  28. se me olvidó poner el nombre de la página por si alguien quiere echar una mirada

    pbcarmendefraguas

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails