SOCARRATS

   De entre las varias acepciones de este término valenciano tan relacionado con el fuego, quizás sea la artística la menos conocida. Socarrat es la capa de arroz que en contacto con la paella queda tostada y crujiente, delicia de los entendidos de universal plato valenciano. Por socarrats son conocidos también los habitantes de Játiva. Dicho gentilicio oficioso proviene del incendio que provocaron las fuerzas de Felipe V, cuando tras la batalla de Almansa, la población, que había sido partidaria del archiduque Carlos, fue saqueada y reducida a cenizas. Pero socarrats son también las hermosas losas de barro sin vidriar, que se cocían en los hornos de los alfareros valencianos. Tienen un origen medieval y durante los siglos XV y XVI era frecuente colocarlos como decoración entre las vigas de los techos de muchas casas y en sus aleros. También en los palacios, cuando los techos no estaban decorados por artesonados de madera, mucho más caros, se utilizaban los socarrats.


    Estaban pintados en tonos rojizos, marrones y negros, y se usaba para ello óxidos de hierro para los colores rojizos y de manganeso para los negros. Los motivos de los socarrats fueron muy variados. Los artesanos, en buena parte moriscos, los decoraban pintando con trazos gruesos formas geométricas, vegetales, animales tanto reales como imaginarios: grifos, dragones; y también figuras humanas o angelicales. De especial belleza eran las composiciones representando músicos, damas y caballeros en escenas galantes.

   Fueron muy notables los fabricados en Paterna, donde su producción fue muy abundante, aunque no exclusiva. También en la vecina Manises y otros lugares se pintaron y cocieron estas piezas. Hoy, siguiendo las técnicas ancestrales, aún se fabrican. Sin tener la utilidad práctica de otros siglos, los fabricados hoy son destinados al puro ornato, con el único fin de la contemplación de lo bello. 

Licencia de Creative Commons

9 comentarios :

  1. Tostado el arroz y no quemado, esa es la clave del asunto. En el caso de los de Játiva creo que se les fue la mano en el punto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. -Chamuscado, para definir el mosaico con esas tonalidades, una simpática definición: en cambio tan complejo para poder dar esos tonos y que queden la composición perfecta.-Personalmente, me encantan la temática culinaria, le dan mucha calidez a la estancia.

    Y del arroz, ya eso es la quinta esencia.

    Un abrazo DLT

    ResponderEliminar
  3. Conozco la palabra socarrat respecto al arroz ya que en Cataluña como ya sabes es igual pero desconocía que que hubiera losas que se denominaran así, por cierto son preciosas. Gracias por tan completa información Dlt.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. El que tengo en casa, es muy preciado. Un regalo de un gran amigo, en una visita que hice por tierras valencianas. Tengo que regresar.

    Saludos Amigo. Que todo vaya bien

    ResponderEliminar
  5. Desconocía el tema.
    Deben de ser muy lindas las losas.
    Un saludo. Feliz semana.

    ResponderEliminar
  6. Qué maravilla. Era una forma más económica de decorar los techos y artesonados para esas familias de mercaderes y nobles acomodadas tan enriquecidas por el comercio con el Mediterráneo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Nunca imaginé que Socarrats pudiera tener tantos significados. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. A menudo he visto diversos tipos de estas baldosas decoradas. Incluso recuerdo una floristería de mi barrio de la Ribera en Barcelona, donde tenían dos piezas tras el mostrador, un pez y un grifo pintados con sus colores típicos de fondo ocre claro con motivos negros y rojizos. También en algún artesonado de la calle Moncada y otros lugares medievales de Cataluña. No se confunden porque tienen unas características muy diferenciadas de otros tipos de cerámica.
    Lo que no sabía era su nombre, socarrats.

    Me ha gustado, DLT. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Me ha sorprendido que esta palabra tenga varios sentidos, porque tan solo la conocía como la parte del arroz tostado, que por cierto a mi personalmente no me gusta, ahora bien, lo que si me gusta bastante es esa loza pintada en mate, tan diferente a nuestra típica cerámica decorada, y que me ha parecido preciosa.
    Un fuerte abrazo, amigo.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails