EL LIBRO

   Ésta es la historia de un libro que no se puede leer, pero que muchos han deseado poseer. Alguno de ellos pagó una fortuna por ser su dueño.

   No se sabe con certeza cuando se escribió, no se conoce su autor, y se desconoce de qué trata su contenido. Un enigma que no ha podido ser desvelado aún. Los primeros propietarios del libro quisieron creer o hacer creer que su autor era el monje franciscano Roger Bacon. Éste tuvo una larga vida. Vivió durante casi todo el siglo XIV. Fue un sabio en el sentido estricto del término: filósofo, astrónomo, óptico, dominó varias lenguas y llegó a ser conocido como “doctor admirable”, pero quizás la atribución al monje inglés de la autoría del libro no fuera más que una estratagema del verdadero autor, con el fin de dar al libro prestigio y antigüedad.

   El primer propietario conocido, y según sospechas de algunos investigadores recientes, autor del libro, fue Edward Kelley, un alquimista farsante, que logró embaucar a John Dee, un eminente científico del siglo XVII, inglés como él, al que convenció para ir a Praga, donde estaba la corte de Rodolfo II, el excéntrico emperador del Sacro Imperio. Rodolfo coleccionaba de todo: amantes, enanos, que encargaba a sus médicos buscar por toda Europa, enfermedades, y… arte.  Kelley mostró al emperador el libro. Estaba escrito con caracteres extraños, con imágenes fantásticas: plantas desconocidas, figuras geométricas de significado misterioso, también personas, que Kelley aprovechó bien para despertar la curiosidad del emperador y su necesidad de poseerlo. El libro pasó a manos de Rodolfo a cambio de seiscientos ducados de oro. El emperador mandó descifrarlo. Nadie lo consiguió. Pasó el tiempo, el derrocamiento de Rodolfo, con el cuerpo enfermo y la mente trastornada, a manos de su hermano Matías, hizo cambiar el libro de dueño. Varios propietarios en los años siguientes trataron de conocer su contenido: no se consiguió descifrarlo, y sí  que se le perdiera la pista. Hubo que esperar hasta 1912 para que un lituano, del que tampoco se sabe gran cosa, activista de la izquierda política antes que librero asimilado por los negocios capitalistas, lo comprara en un convento de jesuitas en Italia. El comprador, Wilfred Woynich, hizo el encargo a varios especialistas para que descifraran su contenido. Como había sucedido siglos atrás, nada consiguieron.


     Hoy después de pasar por las manos de varios nuevos dueños, uno de los cuales pagó en 1964 más de 20.000 dólares, el manuscrito, compuesto por varias pliegos de pergamino, algunos desplegables con dibujos extraños, recibe el nombre de su último descubridor, Woynich, y descansa en las estanterías de la Biblioteca Beinecke de la Universidad de Yale.
    
   Allí ha sido objeto de varios recientes estudios: la hipótesis que se va imponiendo, después de estudios apoyados en programas informáticos desarrollados para el caso, es que seguramente no haya nada que descifrar, que todo fuera una farsa de alguien, quizá Kelley, que escribió algo sin significado, y lo mostró al mundo haciendo creer que significaba algo.

   O puede que Kelley no fuera su autor. Al fin y al cabo, los expertos no se ponen de acuerdo sobre la fecha en la que fue escrito, que muy bien pudo ser varias décadas antes a los tiempos en los que Kelley y Dee estaban en Praga al servicio del obsesivo emperador Rodolfo. Si fuese así,  quién lo escribió y a quién se quiso engañar constituyen otro misterio, o puede que lo que parece no significar nada, signifique algo, que las hipótesis actuales sean rebatidas y debamos esperar otros cuatrocientos años para saber lo que quiso ocultar el autor del manuscrito Voynich. 
Safe Creative #0908084219281
Nota: Enlace a la Biblioteca Beinecke de la Universidad de Yale, con imágenes digitalizadas del libro aquí.

21 comentarios :

  1. ¡Quién sabe! A lo mejor es un camelo para engañar al personal. Algo que todos quieren poseer y pagan grandes fortunas y al final no es nada, como esos cuadros que se cotizan muchísimo y nadie entiende.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. He ahí un tema verdaderamente apasionante. Justo la clase de misterios que más me hacen disfrutar. Me resisto a creer que alguien lo haya escrito sin que significase nada, solo para engañar. Pero no quisiera tener que aguardar otros cuatrocientos años para estar segura!

    Feliz tarde de domingo, monsieur.

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. ... misterioso es, sin duda. ¿Qué secretó ocultará? Quizás el también intrigante autor allá donde esté sonría al ver cómo cientos de años después de haber hecho un escrito sin sentido, fruto del aburrimiento, haya decenas de personas rompiéndose la cabeza para averiguar su verdadero significado ¿se imagina que eso fuera así, que simplemente esas hojas no tuvieran un significado claro y que haya investigadores dedicados por completo a su desciframiento? Ay! qué misterios nos guarda la Historia!!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Quizás todo el misterio consiste en que no haya nada que entender.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Conocía sobre el libro amigo Marqués y es desde mi punto de vista una fascinación...algo así como el cerebro: Vemos la anatomía pero no vemos el contenido de manera exacta.

    Quizás no haya nada que entender, pero sera fascinante igualmente conocerlo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Mi querido Dlt, este libro tuyo me ha recordado el "Liber mutus", el famoso libro de alquimia, así llamado porque no contiene textos escritos, sino solamente quince grabados, en su mayoría ininteligibles, para hacer conocer la preparación del "lapis philosophorum" o piedra filosofal. Los libros han sido y siguen siendo, afortunadamente, protagonistas de misterios e intrigas, objetos de devoción y de abominación, portadores de hermetismos y de mensajes clarísimos, objetivo de robos y de coleccionistas codiciosos,...en suma, fascinantes.
    Mil saludos, querido amigo.

    ResponderEliminar
  7. Este siempre ha sido el libro más comentado, y en el que la farsa y las ganas de tocar las narices se han perpetuado. Pero como hay gente a la que le va la bulla y lo esotérico y misterioso, pues nada, a aprovecharse...El que lo escribió se tiene que estar riendo desde su tumba
    Ay, que lástima ¡¡¡
    Saludos Desde...¡

    ResponderEliminar
  8. Seguirá descansando en las estanterías de la biblioteca hasta que de nuevo salga otro que esté intrigado a resolver el misterio del libro que nunca quiso decir nada.
    Buen misterio del que se fue pagando.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Misterioso libro, tanto su origen como su contenido. Seguro que con el tiempo alguien dedicará tiempo y dinero para descifrar su contenido, si es que hay algo que descifrar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Quiero pensar que sí esconde un mensaje, y que éste será descifrado alguna vez, quién sabe si lo conoceremos nosotros o las generaciones venideras.

    Un abrazo DLT.

    ResponderEliminar
  11. Me ha fascinado tu entrada de hoy, Dlt, libro y misterio en un mismo volumen. Maravilloso.
    No conocía el libro en cuestión, pero ya lo conozco y,como gato curioso, a través de esa puerta que has dejado entreabierta, asomaré mi mirada.
    He hojeado el enlace que dejas a las imágenes digitalizadas del libro y, si aún es posible, me he quedado más fascinada.
    No creo que un libro así pueda ser una farsa del autor y no tenga un significado y un fin. No, me niego a creerlo ya que iría en contra de la filosofía de autor que embarga a cada libro. Los estudiosos en esta materia -y en tantas otras- tienen la mala costumbre de que cuando no encuentran una explicación a alguno de sus estudios, cuando su razón no llega a ese conocimiento, niega toda explicación posible y, en este caso, la reduce a una broma de su autor. Quizás me equivoque pero me parece la resolución más estúpida a la que se puede llegar ante un libro.

    Me ha encantado, Dlt, y seguiré el rastro de esas páginas que se obstinan en permanecer calladas o, hablan y no las sabemos escuchar.... quién sabe...
    Gracias por el descubrimiento.

    un beso.

    ResponderEliminar
  12. No sé si tendrá nada que descifrar, pero sí que ha trasmitido un mensaje a través de los tiempos: que la estupidez humana no tiene límites.
    Un saludo desde mi mejana

    ResponderEliminar
  13. Hay ciertos momentos que tenemos telepatia, hace unas semanas comencé a guardar informacion sobre el "Codigo Voynich.
    El libro no se ha podido descifrar, por los dibujos representados se puede deducir que habla de: plantas, astronomia, cosmologia, balneoterapia.
    Gracias a los trabajos realizados por el equipo dirigido por Greg Hodgins, segun la datacion del Carbono 14 por la Universidad de Arizona se le puede dar una fecha (entre 1404 y 1438).
    Aun queda en la historia muchas cosas que desconocemos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Pero lo que lo hace verdederamente misterioso y apasionante es eso, que no se sabe nada, que no se sabe que dice, quién lo escribió y cuándo. Muchas cosas nos atraen por su misterio; en el momento que se descifrase, probablemente perdería su interés. Y no me cabe duda de que tal vez sea un camelo de los grandes. Pero tú nos lo has mostrado con gran misterio. Un abrazo, DLT.

    ResponderEliminar
  15. Este es otro de los apasionantes misterios de la Historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. El emperador Rodolfo fue un obsesivo coleccionista, un hombre que apenas salía de su palacio de Praga encerrado en su galería de maravillas y perversidades...seguramente un enfermo objeto de un engaño con este famoso libro que nos citas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Parece una historia de misterio con un personaje el emperador Rodolfo, excéntrico y obsesivo,donde libro y personaje se potencian mutuamente.
    Un guste leerte, amigo, abrazos.

    ResponderEliminar
  18. Le estás ofreciendo todos los mimbres necesarios a Dan Brown para que nos escriba una nueva novela de misterio a lo "Código Da Vinci". Por lo que nos cuentas me da en la nariz que fue una estratagema de alguien bastante listo para sacar partido monetario de una gran estafa basada en el misterio. Porque, aunque no lo creamos, la atracción por lo oculto viene de lejos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Hola!,,interesante tu historia, diría que fascinante para aquellos que se pierden en la investigación de cualquier tema, cuanto más un libro tan singular.
    Bien, marcho a Argentina para poder publicar mis libros, ya que mi Orden a desestimado hacerlo aquí, como seguir llevando el blog y mi apostolado en el correo .
    Así, que previo permiso, volaré hacia ese hermoso país para seguir haciendo el BIEN a cuantos acudan a mi.
    La iglesia si no se renueva, si no busca cómo llegar a la sociedad de nuestros días, se verá en serios compromisos.Los monasterios se están cerrando por falta de vocaciones y por defunciones, así que hay que determinarse por hacer un giro evangélico.
    Te dejo un beso de mi ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  20. Muy curioso y enigmático, yo me he descargado un documental sobre este manuscrito, aún no lo he visto , pero despues de leer tu artículo me ha despertado mas la curiosidad.

    ResponderEliminar
  21. Ilustrada estoy, gracias a ti, amigo. Nada sabía del manuscrito Voynich, pero que el mensaje está, es seguro. Todo da pie para un libro o film. Muy buena elección de entrada. Un abrazo, amigo, nos vemos en el camino o en las letras.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails